¿Que bicicleta es la mejor para mí?

Esta semana al ir a rodar nos hemos dado cuenta de lo importante, y difícil, que es elegir a la hora de adquirir una bicicleta. Si eres nuevo en esto del ciclismo hay tantas variantes que manejar a la hora de valorar las distintas cosas a tener en cuenta que uno puede llegar a marearse, que si de carretera, montaña, ciclocross, que si la composición del cuadro, el desarollo, el número de marchas, el tipo de cambio, la amortiguación, etc... Yo tuve la suerte de que me supervisaran dos amigos que sabían del tema, y puedo decir que tres años después, un camino de Santiago de 800km y muchas horas de ruteo por los montes de Vigo aun sigo con mi B-pro ZS1, y no pienso en cambiarla por ahora.

Una de las cosas más importantes a la hora de comprar una bicicleta es tener claro el objetivo para que la queremos. Ya que si no sabemos si nos gustará pedalear y gastamos un pastón cada vez que la veamos en el trastero nos dolerá el bolsillo, pero si compramos una barata y nos gusta el deporte luego tendremos que hacer otro desembolso para adquirir algo mejor. Mi consejo es hacer lo que hice yo, que os presten una bici para hacer un par de rutas y comprobar si el deporte os enganchaba. Si resulta que os gusta el deporte ir a varias tiendas especializadas (escapando de las grandes superficies) a comparar y sobre todo dejarse asesorar por los que saben aunque luego acabeis comprando algo barato, pero al menos con conocimiento. 



Desde mi corta experiencia yo aconsejo que el cuadro sea de aluminio, ya que disminuye el peso de la bici, que tenga como mínimo 24 o 27 marchas, ya que subiendo lo agradeceréis, y que el cambio sea de una buena marca, como por ejemplo shimano, ya que si no la conducción puede ser bastante incómoda. 

Aun hace poco un nuevo amigo vino a rodar un día con nostros,cuando llegó con una bici Otero sin amortiguación que debía tener 15 años por lo menos dudamos un poco de si podría seguir nuestro ritmo. Cuando empezamos a rodar nos sorprendió que a duras penas conseguíamos mantener su ritmo de subida. Le preguntamos porque no compraba una bici un poco mejor y el nos respondió que para rodar de vez en cuando le llegaba de sobra. Moraleja: No es más rico el que más tiene sino que el menos necesita.